22 nov. 2016

Quesos Madurados Ananké y Barros Oporto, una relación elegante




La tercera armonía de Lácteos Ananaké fue con Queso Galipanero Envejecido y Queso Galipanero con cenizas Envejecido, ambos acompañados con Barros Porto Tawny, distribuido en Venezuela por Casa Oliveira.

La experiencia se agudizó degustando quesos con -40 días (significa de acuerdo a la etiqueta, que dejamos madurar 40 días después de su fecha limite de vencimiento, que suele usarse por formalidad)
En mi paladar pude apreciar una cantidad de virtudes y goce que comparto con ustedes.


De izquierda a derecha se pueden observar como el corazón del queso se va disminuyendo dando paso a la cremosidad.


El Queso Madurado Paramero, elaborado con leche de cabra, bajo estrictas normas de cuido, asepsia y producción, tiene una corteza que aporta aromas a frutos secos, a medida que avanza su madures su textura es cremosa, con intensidad de sabores , notas ligeramente picantes que el aportan complejidad.

El Queso Madurado Paramero con Cenizas de zanahoria le aportan un color característico a su corteza, aportando sabores herbáceos, notas terrosas, y una dulzura muy particular.

Ambos quesos se armonizaron con Barros Porto Tawny, vino de oporto producido en la famosa Región del Douro, Las uvas son seleccionadas de la mejor calidad y sometidas a una fuerte maceración en el lagar y en las cubas de vino. Maduración en barricas de roble por 3 a 4 años.  La variedad de uva son Touriga Francesa que aporta aroma y finura, Touriga Nacional provee al vino de estructura y cuerpo, Tinta Barroca aportando color y aromas como frutos rojos madurados,  y Tinta Roriz conocida como tempranillo en España, aportando elegancia y robustez, cepa que en la mayoría de las veces se usa mezclada con otras cepas. El vino de Oporto es un vino generoso que se conserva muy bien por años. Guarda solo en óptimas condiciones.

Recomendaciones:
El vino debe estar a una Temperatura de Servicio: Servir entre 15oC y 18oC.
El queso deberá estar en la nevera entre 5oC a 10oC, sírvalo 20 minutos para dejar salir sus sabores..


"El lenguaje es vino en los labios.” Virginia Woolf.

19 nov. 2016

Armonías y buenas relaciones entre Vinos Montes y Quesos Ananké

El vino forma parte de nuestra civilización, esta entre nosotros hace más de 6.000 años, nos acompaña en las buenas y en las malas, comienza como alimento y termina como un placer.

En la degustación presentada por LácteosAnanké, las sommeliers hicieron una propuesta de armonía que voy a compartir con ustedes. Varios vinos, varios quesos, los vinos son distribuidos por Casa Oliveira.





La primera experiencia fue Queso Paramero Joven,  de corazón firme con una corteza blanca suave, blanda, aterciopelada, de aromas lácteos, suave acidez, cremosidad envolvente invita a pasearse en el paladar con un vino MontesReserva Sauvignon Blanc 2013, de color amarillo claro, brillante, con aromas de hierba fresca, grama recién cortada, notas cítricas como el limón, toronja, frutas dulces que nos evocan el durazno, y tropicales como la parchita, aparecen notas florales y vegetales originarias de un “terroir” expuesto a bajas temperaturas como son los de los viñedos de Casablanca, en donde se cultivan la cepa Sauvignon Blanc.

La armonía entre el Queso Paramero Joven con 50 días de maduración y el vino Montes Sauvignon Blanc 2013, un vino fermentado en cubas de acero inoxidable, sin guarda en madera. lograron una empatía y armonía fresca, suave, inclusive elegante y sobria, perfecta para estas temporadas de fiestas en la que los buenos momentos disfrutados minuto a minuto, nos recuerda que el placer de compartir con vinos y queso es una excelente opción.
Del vino soy amiga, cada día con mayor respeto buscando calidad, no abusando de su generosidad,  cada sorbo lo disfruto con todos mis sentidos para descubrir paso a paso sus bondades, es mi ritual. 

Recomendaciones:
El vino debe estar a una Temperatura de Servicio: Servir entre 10o C y 12o C.
El queso debera estar en la nevera entre 5oC a 10oC, sirvalo 20 minutos para dejar salir sus sabores.







-->







Me gustaría ser todo de vino y beberme yo mismo” (Federico García Lorca)

Armonías y buenas relaciones entre Vinos Montes y Quesos Ananké

El vino forma parte de nuestra civilización, esta entre nosotros hace más de 6.000 años, nos acompaña en las buenas y en las malas, comienza como alimento y termina como un placer.

En la degustación presentada por LácteosAnanké, las sommeliers hicieron una propuesta de armonía que voy a compartir con ustedes. Varios vinos, varios quesos, los vinos son distribuidos por Casa Oliveira.





La primera experiencia fue Queso Paramero Joven,  de corazón firme con una corteza blanca suave, blanda, aterciopelada, de aromas lácteos, suave acidez, cremosidad envolvente invita a pasearse en el paladar con un vino MontesReserva Sauvignon Blanc 2013, de color amarillo claro, brillante, con aromas de hierba fresca, grama recién cortada, notas cítricas como el limón, toronja, frutas dulces que nos evocan el durazno, y tropicales como la parchita, aparecen notas florales y vegetales originarias de un “terroir” expuesto a bajas temperaturas como son los de los viñedos de Casablanca, en donde se cultivan la cepa Sauvignon Blanc.

La armonía entre el Queso Paramero Joven con 50 días de maduración y el vino Montes Sauvignon Blanc 2013, un vino fermentado en cubas de acero inoxidable, sin guarda en madera. lograron una empatía y armonía fresca, suave, inclusive elegante y sobria, perfecta para estas temporadas de fiestas en la que los buenos momentos disfrutados minuto a minuto, nos recuerda que el placer de compartir con vinos y queso es una excelente opción.
Del vino soy amiga, cada día con mayor respeto buscando calidad, no abusando de su generosidad,  cada sorbo lo disfruto con todos mis sentidos para descubrir paso a paso sus bondades, es mi ritual. 

Recomendaciones:
El vino debe estar a una Temperatura de Servicio: Servir entre 10o C y 12o C.
El queso debera estar en la nevera entre 5oC a 10oC, sirvalo 20 minutos para dejar salir sus sabores.






-->







Me gustaría ser todo de vino y beberme yo mismo” (Federico García Lorca)