24 de set. de 2007

Mientras más arrugadita, más sabrosita

La Brasilera fruta de la región del Amazonas, que conquisto desde el siglo XIX, los paladares de este lado del continente, y reconquisto el del otro, es una fruta que tiene adeptos naturales una vez se disfruta de sus bondades gustativas, como todas las frutas de esta exuberante y generosa tierra. Aquí se da en todas partes, es muy popular para tomarla como jugo, ¡mi preferido! Y su pulpa tiene un color que alegra las pupilas, recuerdo que estando en México, habían varios ingredientes que siempre intentaba buscar y entre esos la Parchita, no se conseguía en ninguna parte y eso me hizo sentir demasiado lejos de mis costumbres. Una fruta que me alegra las papilas, me premia el olfato y recompensa con su sabor!, que delicia que la gente quisiese ser tan feliz, natural y generosa como una Parchita y que además mientras más arrugadita, más sabrosita. Para saber más de la Parchita sigue esta ruta
Publicar un comentario