2/2/2008

Sin olvidar tu olor

No pude evitar como si fuese una experta catadora, acercar mi nariz a tu cuello, buscado inconscientemente descifrar tu esencia, entregándome a la sutil y hermosa experiencia de evocar miles de olores y miles de recuerdos quedándose adheridos en mi memoria. No te diste cuenta de cuanto te olí, y cuanto sutilmente te roce con mis manos para completar la experiencia sensorial que por siempre atesoraré en mis múltiples ensoñaciones. Desde ese instante, solo para recordarte puedo tomar cualquier hierba y acercarla a mi nariz para revivir ese instante que se transformó en eterno, llenando mis sensaciones de agradables y emocionantes momentos.
Publicar un comentario