Cuando yo se grande, quiero ser como ella!

Más que una rueda de prensa con una invitada de primera, en el marco de los 18 años de La Asociación de Sommelier, esta vez fue un diálogo y convivencia con una de la mujeres más fascinante del mundo del vino, la divina enóloga Maria Isabel Mijares , quien en un rato compartió con varios de los que nos autodenominamos amantes del vino sin ningún prejuicio al respecto, como debe ser a quien gusta de lo sublime y divino de la vida.

Oír hablar a esta mujer que despide carisma y fascinante personalidad, la cuál siempre se impone ante la belleza o juventud, es simplemente un impulso motivador para quienes hemos tomado como opción de vida esta veta del mundo de la gastronomía y vinos, desde el punto de vista que mayor placer nos genere.

Profundizar sobre vinos no es la motivación de este post, más bien es la impresionante sutileza con que la conocida enóloga habla de situaciones y posiciones que cada uno deberá tomar en la vida, a la hora de indagar y trabajar sobre el vino como muchos de los productos más de disfrute en la mesa, la sensibilidad a la orden del día, y las vetas que puedes profundizar son casi ilimitadas.

A Maria Isabel le encanta evocar una frase de su profesor y guía a través de su vida, donde decía “No más turistas sin estómagos”, me llegó al alma porque aquí hay mucho que dar y desarrollar en el turismo, y es una de las partes en las que cada día me involucro más.

Está más que convencida que lo que no se comunica no existe! Por lo que da un valor elevado a la labor de la información (como debe de ser), esta en contra de las “capillitas” y guerra entre grupitos, medios y organizadores de eventos, lógicamente, si la base fundamental de vino es la sociabilidad!, y le da un inmenso valor al hecho de comunicar con sensibilidad, dice detestar esos libros o escritos absolutamente técnicas, le parecen aburridísimos.

Sin duda alguna, esta experiencia con Maria Isabel Mijares me dejó un delicioso sabor a ganas de seguir por este camino y de profundizar cada día más en estos temas que me apasionan y que no quiero dejar en teoría, sino hacerlos realidad!.

Así que ¡cuando yo sea grande quiero ser como ella!

Entradas populares