Antes de ser crítico, hay que curar!

Esta edición de Cocina y Vino, muy celebrada por ser la No.56, con un contenido excelente como siempre, tiene en su editorial una reflexión que bien vale la pena leer, es sobre la crítica gastronómica en Venezuela, si la hay o no?, más adelante en la página 62 está una entrevista elaborada por Ben Ami Fihman desde París a un cuidadoso enigmático y anónimo crítico , en donde una de las premisas es no tener manoseo ninguno con los Chef. Todo eso me parece un protocolo estupendo para Países que tienen una industria gourmet desarrollada, en nuestro caso y casa, es una situación bastante difícil, apenas se comienza, y más que críticos, como he repetido varias veces, deberíamos ser una especie de "curadores" (para los que no saben clickeen la palabra), luego podremos entrar en la escena de una verdadera crítica. Dentro de unos años, más madurita, con una empresa que avale mis letras, estoy segura que seré muy buen crítico, mientras tanto, seguiré manoseando a los Chefs, para darles el apoyo y cariño que se merecen y que sigan trabajando en un país en donde a veces no se consigue ni azúcar!

Nota: Eso sí, no crítico, pero lo que no me gusta, ¡no lo publico!, todavía no le he vendido el alma al diablo.

Entradas populares