1865 ya está en Venezuela!

junio 24, 2009

El vino Premium 1865, reconocido internacionalmente con altas puntuaciones y premios por publicaciones especializadas como Decanter, Wine Enthusiast, Wine Spectator y concursos mundiales como los de Bruselas, Vinitaly y varios en Francia, entre otros, fue presentado oficialmente en Venezuela por su importador, la centenaria casa comercializadora de vinos, licores y destilados Tamayo & Cía. En Bodega La Huerta en Caracas, fue el encuentro con algunos de los medios de comunicación de Gastronomía, donde pudimos apreciar los atributos que contiene este preciado elixir, elaborado por la casa vitivinícola chilena Viña San Pedro, líder en Venezuela con su vino Castillo de Molina Reserva, y una de las viñas más premiadas de Chile. La presentación en Venezuela fue hecha por el Gerente de Exportaciones de Viña San Pedro, Pablo Acevedo, quien nos explicó que la línea de vinos 1865 tiene como principal característica su procedencia de una única viña de acuerdo a cada tipo de cepa, respondiendo al concepto del terroir (terruño) que manejan en Viña San Pedro, con un cuido en saber determinar las mejores zonas de sus viñedos en Chile, para luego cultivar las cepas adecuadas a sus características de suelo y clima. El primer 1865 que se está introduciendo en Venezuela está elaborado con la cepa Cabernet Sauvignon, cosecha 2005, proveniente de la propiedad de la viña en el Valle del Alto Maipo, reconocido por importantes publicaciones evaluadoras de vinos y ha ganado significativos premios en concursos internacionales. Mi experiencia al degustar 1856, presenta en vista un intenso color rojo muy intenso. En nariz intensidad aromática, marcada por frutas rojas, notas tostadas, de maderas y chocolate. Al paladar, el 1865 Cabernet Sauvignon es un vino sobrio muy agradable, de taninos suaves y sedosos, balanceado en sus atributos, haciendo una experiencia equilibrada entre sus aromas y sabores. La armonía en esta oportunidad fue bien lograda con carne de cordero en dos versiones, cordero bebe y el que a mi criterio muy personal me cautivó fue el cordero maduro, el cual fue cuidadosamente seleccionado por el amable Elieser, para esta ocasión. Este vino 1865, año 2005, vale la pena obtenerlo, tiene una guarda de 6 a 8 años.

You Might Also Like

0 comentarios

Like us on Facebook