Urrutia, historias y cocina en tres generaciones

febrero 18, 2010

Las fotos están en la entrada del Restaurante Urrutia de Las Mercedes, Caracas
  • La primera foto la puso allí uno de sus mejores clientes, el Cnel. Oswaldo Córdoba (retirado), quien con un grupo de militares pertenecientes a la aviación Venezolana (los cuales aparecen en esa foto en blanco y negro), fueron los primeros Venezolanos en cruzar la barrera del sonido. Esto se lleva a cabo durante su estadía en EEUU mientras realizaban un curso; enviados por la fuerza aérea de Venezuela.
  • La segunda foto con Arzak , fue tomada en Verano del 2008, cuando muchos años después que tenían sin verse , le hicieron una visita con toda la familia a su restaurant, una vieja amistad que fue reiterada por su hija Helena Arzak cuando estuvo en Venezuela, en el SIG.
Una llamada inesperada de Jenner Mendez me dice:- Guapa, ¿que vas hacer hoy?- sus llamadas siempre traen consigo un caudal de sorpresas, ese es él, uno nunca sabe a que sabrosa aventura te va a llevar. -¿porqué? Le respondí inmediatamente a sabiendas que la premura sería la premisa, así que antes de que me dijera nada, ya había tomado mi cámara para meterla en el habitual bolso que la protege de todo lo malo, hasta del mal de ojo.

-Esta bien, listo, a las 12 en punto estaré allá-, fue mi respuesta sin darme cuenta que aquí en Caracas prometer o cumplir con un tiempo estimado es un tema de ficción, sin embrago la fortuna estuvo de mi lado y el río de carros pareciese que se hubiese represado en alguna esquina de Caracas esperando mi apurado transitar para llegar a tiempo a la cita que fui convocada.

Urrutia es un restaurante emblemático en Caracas, no solo por el tipo de cocina que se elabora en nuestra ciudad que por herencias transculturales ha calado profundamente en el gusto del venezolano, somos así porque todos llevamos algo de sangre ancestral de la madre patria. También está cargado de un arsenal de historia como la que tuvo que dejar Adolfo Urrutia en la 2da guerra mundial, para traerse en su saco la experiencia del quehacer a jóvenes tierras que prometían una vida tranquila y llena de posibilidades, convenciendo luego a su hermano Alberto a instalarse aquí, un país que siempre ha recibido con los brazos abiertos a ciudadanos de otros lugares, es así como se da inicio a una historia que sería atendida de generación en generación, Koldo le sigue a su padre y Jon, el hijo de Koldo es quien ahora a los apenas 22 años es quien da la cara, con su resabiado padre de guía y tutor, por supuesto, en las lides de mantener la calidad y tradición de la vasca cocina.

El recibimiento clásico de Urrutia es una taza de consomé para despertar el apetito

El almuerzo se extendió hasta bien entrada la tarde, porque a pesar de que Jon sea tan joven, quien nos confesó que desde los 16 entró cortando papa, es un excelente anfitrión que ya muchos maduros tuviesen la capacidad saber practicar. Sus historias heredadas, que forman parte de la historia contemporánea de Venezuela, pues no hay personaje relevante que no se haya instalado en alguna de sus mesas a construir o reconstruir el país, sumando suculentos platos que nos dio a disfrutar, se transformaron en una intensa celebración de sabores e historias que consolidan una vez más que la constancia, el tesón y la buena disposición son ingredientes indispensables para mantener el éxito.

Jon, hijo de Koldo Urrutia y nieto de Alberto Urrutia, quien está delante y detrás de los fogones, manteniendo una tradición que ha visto transformarse a Caracas desde los años 60´s
Dirección: Ca. Madrid, c/Ca. Monterrey Urb. Las Mercedes

Teléfono:(0212)993.9526/3402 Fax:(0212)993.2519

You Might Also Like

3 comentarios

Like us on Facebook