Escribir con gusto

Ignacio Medina, firmando la agenda que edité sobre vino para este año
La simpatía de Ignacio Medina destruye todo mito que se ha creado en torno a él

Un buen comienzo de semana fue el haber asistido al foro de periodismo gastronómico, en el Hotel Tamanaco, organizado por Le Gourmet Restaurant.

Escuchar las diversas ponencias en esta oportunidad, fue bien nutritivo para mí, a quien la reflexión sobre la responsabilidad de escribir del tema de gastronomía se me hace cada día más fuerte y necesario.

Como invitado especial estuvo presente el reconocido crítico gastronómico Ignacio Medina, quien cerró el foro después de escuchar las intervenciones de un panel, que si bien son periodistas jóvenes, en el oficio de escribir sobre el tema de gastronomía tienen una alta cuota de responsabilidad para proyectar y recomendar lo que en este país tropical se puede degustar.

Tal es el caso de Rosanna Di Turi, responsable de la revista Todo en Domingo del diario El Nacional, quien abordó el tema desde la arista de la importancia de recuperar y fortalecer nuestros productos, muchos en vía de extinción, en el que sin duda alguna, nuestro aporte es muy valioso. Y como bien citó “No hay temas banales, hay maneras Banales de tocar los temas”.

Seguidamente tomó la palabra Adriana Gibbs, de la revista Estampas del diario El Universal, quien me dejó muy satisfecha con su ponencia clara, contundente y presta a la reflexión, en donde nos hizo ver que la complacencia es un error fatal para cualquier escritor, llámese periodista o crítico, que obviamente son dos tratados diferentes.

Seguidamente Sasha Correa nos hizo una sabrosa presentación de las posibles maneras de abordar el tema de la gastronomía, tal como en ejercicio lo hace la reconocida Revista Exceso en donde ella escribe y es coordinadora, nutriéndonos de opciones para aquellos que estamos en el laboratorio de las comunicaciones, citando a Ben Ami Fihman, quien a mi criterio admiro profundamente. Convidando a desarrollar la creatividad para transformar un simple hecho en una suculenta aventura.

Ana María Rodríguez dio un acercamiento a las reglas de la creación de estrategias para las empresas dedicadas a las comunicaciones y sin duda alguna su premisa es acertada “no se puede comunicar, ni crear estrategias en lo que no se cree”, de acuerdo absolutamente.

Al finalizar, tomó la palabra Ignacio Medina, invitado especial, reconocido critico que ha sido galardonado como el mejor en gastronomía el 2009 y además tiene sobre sus espaldas el trabajo comunicacional de Madrid Fusión. Hombre polémico que ha sido catalogado desde genial hasta xenofóbico, quien hizo una reflexión sobre el ejercicio de escribir de gastronomía, de la importancia social, histórica y de la privilegiada vida que escogió al tener que escribir del tema, lo cual yo también lo comparto con él.

Para concluir este resumen de interesantes ponencias, las cuales no solo agradezco haber tenido la oportunidad de escuchar, para enriquecer cada vez más, este intenso, pero amable oficio, cierro con los tres ingredientes, según Ignacio Medina hay que tener, para poder escribir bien del tema

Curiosidad, humildad, desconfianza

Entradas populares