El Café del Establo

Karen la hija, Lupita la madre, son las que llevan las riendas de tan amable lugar
Las Cachapas del sitio son elaboradas con maíz pilado y tamaño generoso

Pasar un día en tu ciudad, sintiéndote que estas fuera de ella, es sensación de goce y risas, porque la mayoría de las veces, la rutina o cotidianidad desdibuja esa hermosa línea de tus labios.

En el Café del Establo, donde queda la caballeriza Hiparión, hay un restaurante que te hace sentir fuera de Caracas, es El Café del Establo, conceptualizado con una propuesta gastronómica venezolana, además, como una ironía, está elaborada por una joven hija de un español y una chilena, nacida aquí y conocedora de nuestros sabores de manera ejemplar, presentándote una carta con opciones muy variadas como: Cachapas de Maíz Pilado, Bollos Pelones, Asado Negro, Pastel de Chucho, Ceviche de Mero y mango, Chupe de Pollo, Pizca Andina entre muchas opciones mas. Además presenta como entrada un Fondues de Quesos Criollos como el Telita y Guayanés.

Karen está a cargo del restaurante, la cocina y encima es amante de los equinos, por lo tanto te recibe vestida de Jocketa , su madre, mejor conocida como Lupita es la responsable de los dulces sabores de los postres, todos con nombre y apellidos criollos.

El Fondue de quesos criollos con arepitas y trozos de cachapas,

son una propuesta simpática y muy acorde con el clima, me encantó

La Pisca Andina, que para mi gusto estuvo tan buena.

como cualquiera que te comes en las mejores familias del páramo.

El lugar es sencillo, sin pretensiones lujosas, rodeado de naturaleza y buen clima con buena atención y precios dentro del ranking de lo amigable.

Para reservar puedes llamar previamente por el 963 32 55, sobre todo los fines de semana.

Entradas populares