Evocando mi infancia

julio 23, 2010

Una de los lugares emblemáticos de Caracas, fue sin duda alguna El Crema Paraíso, en torno a la famosa heladería hay montones de cuentos de la historia contemporánea de Venezuela, incluyendo grupos de Rock de los años 60´s que se reunían allí a compartir helados, cuentos y música, yo estaba muy chiquita, pero recuerdo particularmente la Leche Malteada, única e irrepetible, los perros calientes con la salsa tártara, que nadie ha podido repetir, los Banana Splits, en fin, recuerdo hasta como se vestían los heladeros y salir a comer allí, era una celebración.
Hoy, muchos años después, logré algo que siempre quise, ir a la fabrica de los helados Crema Paraiso, pero si hay algo que me llenó el corazón, no fueron los helados que allí hoy me comí, me llenó oír a las nuevas generaciones, a la mujer que está al mando de la emblemática empresa que colmó de alegría a muchas generaciones, envuelta de positivismo y con una gran fortaleza y optimismo que solo por herencia de su padre es capaz de tener. Una fábrica donde los empleados tienen casi la misma edad de su fundación, una empresa de historia de tesón y creatividad como pocas, una empresa que es ejemplo para quienes podemos medio ver algo de cerca y darnos cuenta que cuando se sueña, se ama lo que se hace, hay éxito asegurado! . A pesar que en estos tiempos, no son los más fáciles, hay una mujer que sueña que todo esto pasará y que sus proyectos los llevará adelante !suerte Anita!, la mereces. Fotografías de Inés Peña

You Might Also Like

4 comentarios

Like us on Facebook