No es un adiós, es un hasta luego

Despedirse por lo general no es un acto que despierte felicidad, por lo general se llora, se siente una tristeza que solo el tiempo logrará borrar.

Ayer en la noche nos reunimos un grupo de amantes de la gastronomía y el vino, gracias a la iniciativa de Carolina Goicochea y los de Uva´s Wine Bar para juntos bajar la Santamaría de un lugar que albergó momentos placenteros a media Caracas, siendo uno de los pioneros en el concepto de Vinatería en Venezuela, en la que no hay muchas.

El vino como siempre, hace de las suyas, porque la efusividad de enaltecer las virtudes de quienes nos regocijamos en sus copas dio inicio a la que sería uno de los cierres más emotivos, espontáneos y sensibles.

Oír recitar poemas a un Internacionalista junto a una comunicadora y escritora, deleitarse con la voz melodiosa de una periodista, que en realidad es licenciada en letras, cantar a capela canciones que te aprietan el corazón, escuchar a un editor de una prestigiosa revista sacando su repertorio de poemas, ver al resto de los invitados embelezados disfrutando de la más pura y exquisita bohemía es sin duda alguna un buen presagio.

El tintinar de las copas, las risas y los aplausos, fueron el cierre como en las mejores operas prima! Porque sentimos que no fue una despedida, solo un hasta luego y eso nos hizo a todos feliz!.

Entradas populares