Vinos Mexicanos

septiembre 18, 2010

Gracias a la Asociación de Sommeliers de Venezuela, quienes han dictado talleres de actualización en materia de vinos, pude asistir el que tocaba como tema los destilados y vinos mexicanos, con la presencia del Lic. Luis ir Cárdenas Barona, director de la Asociación Mexicana de Sommeliers, quien nos hizo una condensada ponencia histórica del desarrollo de ambos tipos de productos, e igualmente dirigió la degustación de tres emblemáticos vinos mexicanos que inesperadamente me sorprendieron.

Si bien no es tradicional producir vinos fuera de las franjas meridionales productoras, los vinos mexicanos traen consigo una carga histórica que suplanta cualquier norma natural que esté concebida para su producción. Aunque en este caso, probamos los vinos de la zona productora de vinos de Baja California, donde se asentaron las Bodegas más antiguas de Latinoámerica, como el caso de Casa Madero, en Parras Coahuila fundada en 1574, más tarde comienzan a iniciar siembras en estados que quedan ubicados en la región central de México, aprovechando micros climas que tenían las condiciones naturales con aprovechables terruños.

Para mi sorpresa, tenía muchas expectativas y curiosidad al probarlos, la sorpresa fue mayor cuando pude disfrutar de muy sabrosos y amables vinos. Aquí van mis apreciaciones.

Bodega Santo Tomás, Viognier, 2008, es un vino que presenta un color muy claro, brillante, con aroma afrutado de durazno y notas cítricas, para luego darnos una sorpresa de sabores muy sútiles y expresivos, mantequilloso con una untuosidad y agradablemente cremoso. Este vino se produce en Ensenada, Baja California. Un vino estupendo para degustarlo con mariscos elaborados con suaves salsas blancas, sushis o ceviches, cremas pasteleras, panes dulces, quesos frescos.

Bodega Casa Madero, Shiraz, 2008, en nariz es mineral, salpicando aromas minerales, cueros con taninos muy presentes, especiado como siempre distingue esta cepa, sin agresividad con una elegancia muy parecida a los vinos del viejo mundo, por su método de producción, por su estructura tanto aromática como en sabor está concebido para acompañar platos de combinaciones atrevidas.

Bodega Del Norte, L.A Cetto, Nebiolo, 2005, Reserva Privada, es una cepa que en nariz presenta aromas mentolados, especiado, hojas verdes muy intenso, en boca se siente la astringencia, con presencia de madera, un vino invasivo que llena el paladar, muy estructurado, excelente para acompañar platos de sabores fuertes.

You Might Also Like

0 comentarios

Like us on Facebook