1er día del SIG 2010

octubre 30, 2010

Ayer se dio inició a una de los eventos más esperados en Venezuela, el SIG, Salón Internacional de Gastronomía 2010, el cual todos sabemos existía una gran expectativa en torno a este evento que para este año llegó con muchos cambios, de los cuales buena parte de ellos es la situación socio política del país, que sin duda alguna está mermando todo tipo de actividades que puedan multiplicar para venirse a menos y no fue la excepción en esta oportunidad

Producir eventos no es tarea fácil, hay que manejar simultáneamente muchos factores que intervienen en el éxito de ello, tal es la logística, el equipo, la locación y la difusión.

En esta oportunidad, los cambios fueron radicales, lo cual siempre nos genera un proceso de adaptación que no se nos hace cómodo a nadie, pero en el que hay que tener la tolerancia suficiente, no para aceptar cualquier cosa, pero si para entender que todo lleva un tiempo.

La locación el primer día nos tomó de sorpresa, muchos detalles sin terminar, lo que hizo que muchos de los asistentes se sintieran incomodados, incluyéndome a mí, pero valga la reflexión antes de embarcarme en una crítica que pueda tomarse como destructiva, más si portadora y constructiva, porque los éxitos no se logran con uno solo, es a través de equipos de gente que se involucran a una causa y esta vez confieso que me uno a ella porque no quiero que muera el SIG.

El primer día, una de las intervenciones, que sin duda alguna justificó aguantar tanto contratiempo , fueron las magistrales ponencias de Venezuela Gastronómica, en la que confieso, anteriormente nunca había estado, y debo públicamente manifestar que el recorrido histórico, cultural y social de muchos productos venezolanos, mostrados por un equipo que le está poniendo amor al tema de Venezuela, me complacieron mucho, sintiéndome satisfecha de ver como los cocineros venezolanos, están metiéndole pecho a la proyección de nuestros sabores.

Con esto no quiero tapar el sol con un dedo, pero después de tanto reflexionar, creo que todos tenemos una segunda oportunidad, y en este caso el SIG, en esta II etapa, con nueva administración, en su 1era edición deberá tomar en cuenta las opiniones de quienes incondicionalmente hemos apoyado este evento.

Estoy segura, que el año que viene, su próxima edición se habrá aprendido muchas de las lecciones, para mejorar, hacer crecer y continuar la senda de difundir y proyectar a Venezuela con el divino tema de la gastronomía.

You Might Also Like

0 comentarios

Like us on Facebook