Diario de un chef



Llegó a mi manos, lo manoseé, lo mire de atrás para adelante y de adelante para atrás, un libro contentivo de la compilación de sus ya leídos artículos que escribe en El Nacional, pero en esta oportunidad en otro formato.
Si algo tiene Sumito es ser el iniciático de la cocina venezolana, abriendo un camino invalorable de nuestra presencia gastronómica en los medios, ha cambiado la actitud de los cocineros, todos quieren ser famosos, pero la realidad es que solo son pocos.
Sumito lleva su espalda esa carga y responsabilidad histórica, que ha hecho que el mundo voltee un rato a mirar lo que aquí hacemos, se ha dado la tarea de saber llevar, como solo los Star saben hacerlo, esa posición inquebrantable de quien lo odia o lo quiere, yo, el lo sabe lo amo y respeto.
Esta edición me encanta, no tiene orden de lectura, solo escoges la que quieres, y disfrutarás de la visión de no solo un cocinero, sino de un intelectual que filósofa desde el filo del cuchillo sobre la vida, las flores, el fogón, la gente y el amor hacia lo que el quiere.
Solo concluyo que lo recomiendo, y a mi muy querido Sumito le digo: “Amigo entrañable, seguiremos recorriendo caminos de olores, sabores y besos verdes”

Entradas populares