Ensalada de Pulpo con Cuatro Gatos




Cuando a uno le obsequian un plato es algo comprometedor, porque la mayoría de la gente espera que uno inmediatamente postee sobre él, y no todo el tiempo se lleva uno buenas  experiencias.

Probar un plato, así es en mi caso, en el que he aprendido a punto de vivir esta diaria experiencia,  es la de no comer apurada, lo hago con calma, para reconocer cada sabor y sentir la textura de la receta, creando una impresión que dejo a la disposición de los que generen mis sentidos sin tratar de intelectualizar.

El pulpo, quien ha entrado en la lista de los animales invertebrados con mayor inteligencia, lo que ha generado fuertes controversias entre muchos comensales y cocineros, por el tema que son capaces de aprender observando, con valiosa admiración, ya que quedan huérfanos al momento de nacer, su comportamiento es casi ejemplar, pues como dijo en gran investigador a quien siempre admiré  el Francés Jacques-Yves Cousteau La timidez del pulpo es una reacción racional basada sobre todo en la prudencia, aptitud que a muchos de nosotros todavía nos falta.

Comer pulpo actualmente comienza a verse como mal ejemplo para el planeta, sin embargo, llevo a una asesina por dentro, pues sucumbo a todo concepto y toma de consciencia cuando me lo ponen enfrente. ¡Me encanta! y me entrego al terrible pecado de dejarme seducir al verlo ya guisado, adornado, aderezado y listo para engullir.



La gente de Cuatro Gatos Fundación Gastronómica Cultural, son fotógrafos, sibaritas y viajeros. Marco Aguilar, uno de los autores que tomó las fotos del libro de Cocina Extraordinaria de Helena Ibarra y Julio Estrada, Premio Martín Chambi en París, que como buenos creativos han formado esta Fundación con la finalidad de rendirle culto, promocionar, producir y proponer buenos momentos en la mesa.
Con ellos he tenido la experiencia de visitar sus espacios, de probar algunas de sus bien elaboradas suculencias. En esta oportunidad me han brindado para divertir mi paladar una ensalada de pulpo, que para mi gusto, estaba suculenta.
La receta no la tengo, pero ya le pedí al autor de tan fresca receta que la publique para complacer a quienes, estoy segura de eso, se le hará agua la boca.

Para conocer más de el trabajo de estos creadores, creativos, atrevidos y soñadores, les recomiendo que visiten su blog http://cuatrogatosfgc.blogspot.com/

Nota: la fotografía fue tomada sobre otra fotografía del libro de Los Roques de mi amigo Federico Cabello, al que le pedí permiso para publicarla, y como agradecimiento el próximo post será dedicado a su libro.

Entradas populares