11 may. 2013

Una prueba sabrosa en el High Training Educational Institute




Hace unos pocos días, estuve invitado como jurado en el final del curso enogastronomía del Instituto Superior de Artes Culinarias HighTraining Educational Institute, ubicado en Santa Mónica, en la ciudad de Caracas, Venezuela.

Rubén Rojas, quien imparte las clases de enología, en cada evaluación final, invita a personalidades dedicadas al mundo de la gastronomía para acompañarlo en dicha evaluación. En esta oportunidad me tocó, nuevamente, ser parte de ese equipo de gente que año tras año, aportamos y aprendemos del oficio de armonizar platos y bebidas.

El grupo de que me tocó en esta oportunidad, presentó una propuesta de platos venezolanos, reinterpretados. En estas pruebas se evalúa todo, desde el servicio, presentación del plato, sabor y textura del plato y la armonía propuesta con vinos.

El menú en esta oportunidad estuvo estructurado por una entrada fría con un Carpaccio de Calabacin, con un espumoso Brut Pomar , una entrada caliente de un trío de Empanadas de Camarones con Santa Carolina Coupage , Filet de Pargo con Salsa de Coco y Curry Madras armonizado con A cepa Gewürztraminer, añada 2012.

Mi opinión al respecto de cada plato y armonía los iré posteando uno a uno, para concentrarme en varios aspectos y hablar de cada vino. No acostumbro hacer extensos los textos, porque la mayoría de mis lectores prefieren leer párrafos cortos y puntuales.

Este post es una introducción, aprovechando la oportunidad para felicitar a ese grupo de estudiantes que se esforzaron, sobre todo en estos momentos, para conseguir los insumos, crear un ambiente lo más propicio posible, esmero en la atención y algo muy importante, que demostraron lo importante que es trabajar en equipo para hacer de un momento como este, minutos de regocijo y placer.