Un nuevo rumbo... Diplomado de Sommelier

El momento que tomé consciencia que el mundo de la gastronomía y el vino era una pasión que llevaba a flor de piel desde mi tierna infancia, un cosmos de experiencias comenzaron a tomar valor fundamental en mi vida diaria. Ya no pude dejar de lado este apasionamiento transformándose en mi modo de vida, actividad que va en crecento, y aunque he probado mucho y bebido en desmedida, estoy muy consciente todo lo que debo aprender, para luego dar lo mejor de mí.



Soy diseñadora gráfica de profesión, un oficio que me gusta, que lo disfruto y mientras pasan los años, más comprendo la importancia y responsabilidad que mi profesión conlleva. Amo la fotografía, desde muy joven, la cámara es una herramienta que se conecta con mis pensamientos, al punto que no pasa un día, desde los 14 años, que no tomé una foto, muchas de ellas inéditas y llenas de historia, no concibo la vida sin imágenes, me gusta ilustrar, un lápiz es la extensión de mis dedos, confieso que a pesar que muchas personas me han querido motivar para que los exponga, algo dentro de mí lo evita, quizás porque podrían descubrir mi más profundos sentimientos y creo que en eso, todavía soy algo egoísta.



Otra de mis pasiones es la escritura, las palabras y sus letras bien estructuradas pueden llevarte a infinitos universos, me gusta leer, me gusta aprender, he hecho varios talleres de escritura y todos los días considero que tengo mucho, pero mucho que practicar y aprender, sin dejar de indagar y continuar este camino, atreviéndome a iniciar un libro, del que llevo tiempo escribiendo ¡Algún día saldrá! de eso estoy consciente. 

En este mundo de posibilidades, en el que he tenido la oportunidad de hacer y deshacer, tenía una faceta pendiente que ya comencé a llevar a cabo. Quería sacar mi Diplomado de Sommelier en la Academia de Sommeliers de Venezuela, el cual comencé hace un par de semanas, planteándome ampliar mis andares por este agraciado y privilegiado mundo de los que gustan a consciencia disfrutar de los placeres del comer y el beber. Siempre me ha gustado aprender, crecer, aumentar los conocimientos, no hay edad para ello y en este caso, un oficio que asumo con la mayor humildad y mucho respeto, lo iré compartiendo con ustedes, quienes durante años me han acompañado leyendo mi blog, asistiendo a mis eventos, y experimentando conmigo durante años muchas experiencias. Creo que llegó el momento de diseñar lo que voy hacer en mis años de madurez. Eso me hace feliz y sé que estoy abriendo, con mucho amor, senderos que transitaré con el mayor entusiasmo y la convicción que tendré mucho por hacer, entre los que se incluye este. Seré Sommelier. 


¡Salud! ¡A votre votre santé!  ¡Salute!

Entradas populares