Sal Delmar trae a tu mesa todo el sabor del Caribe

mayo 21, 2014



La sal marina es la preferida de los paladares gourmets y amantes de lo natural, pues preserva el sabor y textura primigenia de este componente básico en las comidas, además de lo más importante: los 84 oligoelementos presentes en el agua del mar, ya que no se altera la composición química de la materia prima.  
Además del yodo y el flúor que se le agrega por mandato de la Organización Mundial de la Salud, la sal producida orgánicamente también mantiene magnesio, yodo, manganeso, zinc, calcio, potasio, entre otros micronutrientes.
En Venezuela, esto era un privilegio de las sales ofrecidas en negocios especializados y tiendas naturistas, las cuales tienen un costo bastante más elevado que su homóloga de mesa, pero hoy los comensales tienen en sus supermercados de confianza la nueva sal Delmar, proveniente de las cristalinas aguas del Mar Caribe, en el empaque tradicional de un kilo.


Este producto es elaborado en la planta Sal Marina Caribe Venezuela (SMCV), una empresa de capital privado venezolano, cuyas instalaciones con tecnología de punta, vinieron a renovar un mercado con 25 años sin inversiones.
Lo natural como premisa
La calidad de Sal Delmar se basa en su proceso de producción, ya que tal como explica Miguel E. Tsoukatos Altuna, presidente de Sal Marina Caribe Venezuela, “la materia prima llega directamente del mar hasta nuestra planta y nosotros llevamos a cabo un proceso no invasivo que no altera la composición natural de esta sal marina, porque es por acción mecánica”.
Añade el ejecutivo que la única intervención adicional que se realiza, durante el proceso, es la incorporación de yodo y flúor, “elementos profundamente beneficiosos e indispensables para el cuerpo de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud”, cuya cantidad está establecida en Venezuela por las normas Covenin, una exigencia que se cumple cabalmente.
Además de la sal tradicional de mesa, Sal Marina Caribe Venezuela ofrecerá también en los próximos meses un salero de sal fina de mesa y un salero de sal gruesa, indicado especialmente para parrillas, ambos de 500 gramos.  Con este portafolio, la naciente empresa venezolana ratificará su compromiso con la salud “al ofrecer un producto natural, sin alteraciones químicas, para todos”, según palabras de Tsoukatos Altuna.
Campaña afortunada
A partir de todos los beneficios naturales que trae Sal Delmar para la familia venezolana, fue lanzada una campaña publicitaria en radio, prensa, cine, televisión y medios digitales con la imagen de Maite Delgado bajo la premisa: ¡Qué suerte tiene tu comida! Porque Sal Delmar viene directamente del mar a la vida de los consumidores, con todos sus nutrientes.
“Quisimos destacar la ventaja diferencial de este producto que son los 84 elementos naturales que preserva debido a su proceso de producción totalmente orgánico”, señaló Andreína Bello, Directora General de Empresas Coalba. La asociación con el elemento de la suerte vino dada por la propensión idiosincrática del venezolano a asociar la sal con la buena fortuna.
El comercial está disponible en el siguiente enlace

Las señas
Twitter @Sal_DELMAR
Facebook  Sal DELMAR
Web saldelmar.com.ve 

You Might Also Like

0 comentarios

Like us on Facebook