20 ago. 2014

Después de oír, beber y comer en "Palabras al vino"

Después de casi dos años, por razones que los venezolanos conocemos, hemos retomado nuestros encuentros y tertulias “Palabras al vino” este pasado 16 de agosto en el salón privado de la tienda de Licores y delicatesen Licoteca, en La Castellana, ciudad de Caracas.


Federico Vegas disfrutando de una copa de Otazu Premium Cuvée, 
en compañía de Jacqueline Goldberg

Nuestro invitado en esta I edición de la segunda etapa fue el Arquitecto y narrador Federico Vegas, acompañado por la escritora Jacqueline Goldberg, quien nos llevó a viajar en su conversatorio a través de sus experiencias y vivencias como escritor, regalándonos no solo su conocimiento, también nos leyó a manera de sorpresa la lectura de un cuento inédito.
Durante casi dos horas nos habló de sus procesos al tomar la decisión de dedicarse a la escritura, de sus sentimientos y reflexiones en esta realidad venezolana, del viajar y retornar, de sus cuentos y de ese arduo y difícil proceso de pasar por una línea de vida que le ha tocado sobrellevar para mantenerse en pie a la hora de crear.



Momento en que sirven el primer bocado, Gazpacho tripicalizado


Ceviche ceviche de pesca blanca del día coronado con semillas de granada.

Steack tartar

Brusquetta con queso feta y peras caramelizadas

En esta oportunidad, los asistentes disfrutaron de las bondades de dos vinos de excelente etiqueta, Señorío de Otazu Blanco Fermentado en Barrica, 100% Chardonnay y Otazu Premium Cuvée 50% Cabernet Sauvignon. 35% Tempranillo. 15% Merlot, ambos armonizados con el laborioso trabajo de Marielena Gavidia con su empresa Cocina en pequeñoformato, quienes sirvieron para el vino blanco un Gazpacho tropicalizado y ceviche de pesca blanca del día coronado con semillas de granada, en la segunda ronda el vino tinto fue acompañado con un steack tartar y una brusquetta con queso feta y peras caramelizadas.
Entre truenos y relámpagos, que gracias a las bondades del momento, estuvimos bajo techo, el momento se convirtió en una película de ciencia ficción, afuera un diluvio que logró penetrar las más pequeñas hendiduras del salón, creando un camino parecido a un pequeño riachuelo que iba camino hacia el centro del salón.

Los asistentes disfrutando de los vinos de Bodegas Señorío de Otazu

De los asistentes, como siempre suele suceder, hubo mezcla de sexólogos, periodistas, médicos, empresarios, distribuidores de vino, abogados, comunicadores, diseñadores, artistas de las tablas y cada uno hizo de ellos su performance personal al escuchar y varios insospechados momentos saltaban al aire preguntas y comentarios que a veces no venían al caso, pero así es la fusión de las letras, el vino, los bocados y la mezcla de diversos intereses. A ratos me sentí feliz de oír al narrador con copa en mano, a ratos la tensión se apoderó de mi corazón, esas cosas pasan a las personas como uno, que inventa tanto.
Nunca puedo finalizar un evento sin agradecer, a pesar de los contratiempos que en este ciclo, que son más de lo normal, al equipo de trabajo, quien tuvo la gran responsabilidad de solventar los varios detalles que se trataron de suavizar para que los que estuvieron allí presentes, disfrutaran al máximo esta nueva experiencia.
Victoria Delgado Millán, como asistente de producción y mil tareas más, Joel quien sirvió de mesonero y nadie se dio cuenta que estaba reventando de fiebre, a las chicas de los bocados, que con amor y paciencia, en un espacio muy reducido, pero limpio, hicieron maromas para que todo quedara muy bien presentado, a Moises quien trasladó todo el mobiliario con sumo cuidado y mejor disposición, a el chico de Producciones Ibiza que solucionó lo del sonido, aunque la ley de Murphy nos hizo una mala jugada, después de haberlo revisado, el día del evento misteriosamente nada de lo que habíamos probado y aprobado funcionó, sin embargo seguimos adelante, nada nos detuvo.
En especial a Valentina Cova, Directora de Mercadeo, quien desde el principio creyó en este formato, apostando a nuevas formas de saber y aprender a disfrutar del vino y de los buenos ratos.
Y el mayor agradecimiento es para todos nuestros fieles asistentes, que saben darle el valor a este maravilloso esfuerzo, quienes nos han apoyado con su asistencia a Jacqueline Goldberg y a mí en este infinito camino del que una vez decidimos apostarnos y transitar en ello.


Para mayor información sobre nuestros próximos eventos pueden escribir a: infoelgustoesmio@gmail.com con sus datos personales y serán parte de nuestra base de dato. 

Fotografía: Victoria Delgado Millán