El Deseo Cumplido


Me como los camarones de carne tierna, con las ansias con la que satisfaces mis deseos mas recónditos, la de probar al comensal que tengo enfrente. Mis pensamientos vuelan con la misma versatilidad y velocidad que puedo mezclar tus sabores, siento cada partes dentro de mi y me resigno de tu muerte ante mis deseos, te obtuve, te probé, te disfruté y todavía te recuerdo. ¡Quiero repetir la ocasión una y otra vez! hasta que no pueda más. ¡La próxima será con una salsa más picante y mostaza Dijon con pimienta verde para obligar a mis ojos a llorar por ti!
 (una re-edición del post del 07/06/2006, a petición de mis lectores)

Entradas populares