Ir al contenido principal

Para eso, si me dejo utilizar!

En estos días de ajetreo, hemos tenido mucho trabajo, me colocan, me quitan, me vuelven a colocar, tratan de emparejarme y al final, allí quedo, ubicada en el lugar para iniciar el ritual del 1er plato en la mesa. El comensal me toma dulcemente y con ansias de probar, usa su boca indomable para probar lo que contengo dentro de mí, sumisamente le permito disfrutar de mis líquidos bien aromatizados para que su experiencia sea disfrutada y vuelva a repetir una y otra vez la misma maroma. Me siento plena, mi función está cumplida. Aunque me vista de diferentes maneras, con apariencias de lo que caprichosamente me quieran hacer aparentar, siempre al final logró lo que quiero, complacer y saciar todos sus caprichos y enaltecer sus sentidos. Quedo extasiada y cansada, y quien me usa queda satisfecho y complacido.

Entradas más populares de este blog

J.P Chenet, el vino francés de botella con nombre de mujer

Dentro del mundo de la producción del viejo mundo, en 1984 Joseph Helfrich diseñó una botella con una forma revolucionaria entre las ya acostumbradas botellas asimétricas, en esta oportunidad lanzó una con curvas pronunciadas llevando por nombre Joséphine, quizás evocando a la famosa diva de ébano de los años 20´s y 30´s. La salida al mercado de esta botella fue un acontecimiento al romper los paradigmas de los embotellados, logrando un plan acertado, así nace este mundialmente famoso vino francés JP Chenet.
En sus inicios ofrecían solo Pays d'Oc Cabernet Sauvignon y un Blanc de Blancs, que era una mezcla de Colombard y Ugni blanco de las laderas de Gascuña, región histórica del suroeste de Francia.
En su inevitable crecimiento, JP Chenet desarrolla alianzas con cooperativas para garantizar la durabilidad y la calidad de los vinos, definiendo previamente el estilo de los vinos, para garantizar su continuidad.
Es un vino que ofrece sabores afrutados y elaborados como todos los vinos d…

SABORES DE MI TIERRA

Los sabores de la madurez ahora en Ananké