El Vino Toma a Caracas y Caracas toma vino

Sin duda alguna que asistir a este evento es una oportunidad de degustar y disfrutar de todos los vinos que hay en el país, copa en mano y relajado paseándose por cada stand es una trayectoria vinícola intensa, enriquecedora y absolutamente disfrutable. Ayer estuve por allá, la pase muy rico, larga lista de vinos en mi paladar y alegría exaltada en los espacios abiertos del Centro San Ignacio. Me encantó ver a gente de todas las edades sentados en las escaleras, disfrutando de la conversa y de los vinos, una noche fresca y sonriente. Hoy es el último día, a partir de las 6 de la tarde y hasta las 11 continúa la extra sensorial experiencia de saborear vino, hablar con los distribuidores, conseguirte amigos, puedes comprar en situ, ah! y para los que les gusta fumar tabacos, Fariñez está vendiendo por unidades en la celebración de esta delicia de feria. Esta tarde regreso a continuar con la trayectoria degustativa.

Entradas populares