Ir al contenido principal

La Gula, no es pecado!

Disfrutar de sabores que están elaborados con esfuerzo, cariño y cuido, de ofrendas para que la gente se sienta feliz, es para mí, la mejor recompensa del trabajo, pasar una semana de entregas laboriosas y dejar de disfrutar lo que la vida nos ofrece, es un pecado. Comer sin sentirme culpable es mi mejor recompensa, y hoy de verdad me regocije de ser una simple mortal de sentirme sin remordimientos y además ser gourmet. Esta vez, hasta agotar mis ansias me comí el terrine de mis amigas, relleno de tapenade de aceitunas, en dos capas blanquísimas de queso fresco, aderezado con ajonjolí, acompañada de frescas compañías, sin grandes ofertas que no sean la de una sonrisa en los labios, de disfrutar de buenas y sinceras amistades y exquitos sabores, un tributo a los sentidos y el arte de saber vivir!.

Entradas más populares de este blog

J.P Chenet, el vino francés de botella con nombre de mujer

Dentro del mundo de la producción del viejo mundo, en 1984 Joseph Helfrich diseñó una botella con una forma revolucionaria entre las ya acostumbradas botellas asimétricas, en esta oportunidad lanzó una con curvas pronunciadas llevando por nombre Joséphine, quizás evocando a la famosa diva de ébano de los años 20´s y 30´s. La salida al mercado de esta botella fue un acontecimiento al romper los paradigmas de los embotellados, logrando un plan acertado, así nace este mundialmente famoso vino francés JP Chenet.
En sus inicios ofrecían solo Pays d'Oc Cabernet Sauvignon y un Blanc de Blancs, que era una mezcla de Colombard y Ugni blanco de las laderas de Gascuña, región histórica del suroeste de Francia.
En su inevitable crecimiento, JP Chenet desarrolla alianzas con cooperativas para garantizar la durabilidad y la calidad de los vinos, definiendo previamente el estilo de los vinos, para garantizar su continuidad.
Es un vino que ofrece sabores afrutados y elaborados como todos los vinos d…

SABORES DE MI TIERRA

Los sabores de la madurez ahora en Ananké