Con el corazón limpio y buen sabor!

Y hoy... luego de un aletargado y voluntario descanso, en donde mis incondicionales compañeros fueron, el sofá, libros, y los minutos de silencio que nada me contradecían, dejando que mis pensamientos y reflexiones jugaran a la "eres", regreso limpia, sin aditivos, con la mayor de las ganas a continuar en esta fiesta de gozos y disfrutes, que crece aceleradamente en torno a mis caprichos, que nunca deja de complacer, nuevamente se hace presente, para dejar huellas y caminos abiertos, para compartir experiencias, para crear opciones. Hoy regreso para seguir jugando con el corazón abierto.

Entradas populares