El pan nuestro de cada día

Dame hoy mi pan de cada día; perdona mis ofensas, así como también perdonaré a los que me ofenden; y por favor no me dejes caer en la tentación, líbrame del mal, de los malos y de las ganas de serlo. Amén.

Entradas populares