Un almuerzo con Iva

Compartir la mesa con una persona que tenga una cultura integral, educada, relajada, sensible, es sin duda alguna una experiencia inolvidable, y así fue esta vez, la divina Ivanova rindió un homenaje al mundo sibarita, hedonista y el arte del buen vivir, con un rico menú elaborado por ella. Un salmón marinado con mantequilla de ajo, pimienta blanca y poco tiempo en el horno, como acompañante las nobles papitas colombianas, ensalada con una fiesta de hortalizas, postre de helado de mango con fresas y para el final el disfrute de los divinos Cohiba. Una velada que nos llevó a viajar en historias de lo sagrado y lo profano, sin alterar el bien estar, como debe de ser la gente que sabe que disfrutar de la vida es no perder la sonrisa.

Entradas populares