Ir al contenido principal

¡Viva la arepa! Tenedor de Oro a la Publicación Gastronómica 2016

Desde el 2011 la Academia Venezolana de Gastronomía crea un nuevo premio y reconocimiento a la Publicación Gastronómica, en la que participan diferentes géneros literarios y de investigación

En esta oportunidad un jurado integrado por sus miembros: Luis Troconis, Ivanova Decán Gambús, Gustavo Velásquez, Juan Alonso Molina Morales, Juan Carlos Macedo, premia la Publicación Gastronómica ¡Viva la arepa! Sabor, memoria e imaginario social en Venezuela, autor: Miguel Felipe Dorta Vargas, Ediciones Alfa, Caracas, 2015.



El libro es una laboriosa investigación en la que el autor compila la historia y el consumo de este "pan de maíz" con todas sus variables: la económica, la alimentaria (desde el punto de vista nutricional), la producción agrícola y su historia hasta su versión contemporánea. Desde sus orígenes prehispánicos, Dorta traza la trayectoria que ha descrito este alimento desde que fue domesticado en los fogones coloniales hasta su industrialización y consumo masivo en el siglo XX, pasando por su presencia en el argot deportivo, el habla cotidiana, el cancionero popular y la cultura publicitaria.
Miguel Dorta es licenciado en Historia por la Universidad Central de Venezuela (2008), magíster en Historia Moderna y Contemporánea por el Instituto de Investigaciones Dr. José María Luis Mora (México, 2014) y, actualmente, cursante del doctorado en Historia Moderna y Contemporánea en esa misma institución. Entre sus publicaciones, destaca como coautor en el libro El relato invariable. Independencia, mito y nación (2011), coordinado por Inés Quintero y publicado también por Editorial Alfa.

Sinopsis

«Santa palabra». Así fue como el poeta Juan José Churión definió la arepa. Mariano Picón Salas quiso bautizarla, con similar tono de religiosidad, como «unánime providencia de la mesa venezolana». Por otra parte, al observar que la arepa igualaba la mesa del pobre y del pudiente, Ramón David León la ensalzó como una expresión eminentemente democrática del venezolano. Pero la arepa también se vio rodeada de prejuicios: tanto que, por ejemplo, un viajero del siglo XIX sentenció que la abundancia de cólicos que sufrían los caraqueños se debía al maniático consumo del pan de maíz. En 1945, el escritor Alfredo Armas Alfonzo señaló, con pesar, lo siguiente: «Es una lástima que nuestros historiadores hayan olvidado este capítulo en la historia del pueblo venezolano». Luego de más de medio siglo, Miguel Felipe Dorta Vargas ha venido a conjurar ese pesar a través de una acuciosa investigación en la cual reconstruye la compleja trayectoria que ha descrito este alimento desde que fuera domesticado en los fogones coloniales hasta su industrialización en el siglo XX, pasando por su presencia en el argot deportivo, el cancionero popular y la cultura publicitaria. Dorta Vargas concluye que, más allá de su consumo, la arepa representa una pieza irreemplazable del imaginario nacional. Si algo hemos sido es un pueblo comedor de arepas.


VIVA LA AREPA
Autor: DORTA VARGAS, MIGUEL FELIPE
Editorial: EDICIONES ALFA
ISBN: 9789803543709
Año de Publicación: 2015

-->
Materia: HIST. DE VENEZUELA

Entradas más populares de este blog

J.P Chenet, el vino francés de botella con nombre de mujer

Dentro del mundo de la producción del viejo mundo, en 1984 Joseph Helfrich diseñó una botella con una forma revolucionaria entre las ya acostumbradas botellas asimétricas, en esta oportunidad lanzó una con curvas pronunciadas llevando por nombre Joséphine, quizás evocando a la famosa diva de ébano de los años 20´s y 30´s. La salida al mercado de esta botella fue un acontecimiento al romper los paradigmas de los embotellados, logrando un plan acertado, así nace este mundialmente famoso vino francés JP Chenet.
En sus inicios ofrecían solo Pays d'Oc Cabernet Sauvignon y un Blanc de Blancs, que era una mezcla de Colombard y Ugni blanco de las laderas de Gascuña, región histórica del suroeste de Francia.
En su inevitable crecimiento, JP Chenet desarrolla alianzas con cooperativas para garantizar la durabilidad y la calidad de los vinos, definiendo previamente el estilo de los vinos, para garantizar su continuidad.
Es un vino que ofrece sabores afrutados y elaborados como todos los vinos d…

SABORES DE MI TIERRA

Los sabores de la madurez ahora en Ananké